Frederic Borràs insta a los organismos reguladores de la auditoría a adaptarse al actual entorno tecnológico

Auditoría del futuroFrederic Borràs, reconocido auditor y académico correspondiente de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), participó en la 23.ª Jornada Anual del Colegio de Economistas de Cataluña, que se celebró en Barcelona el pasado 9 de noviembre. Borràs expuso la ponencia “L’auditoria del futur: transformació i digitalització”, donde expuso qué normas de la auditoría actual deben reformularse en un mundo de los negocios en profundo cambio muy influenciado por la tecnología.

“El mundo económico y empresarial están en profunda transformación y no puede ser diferente el panorama profesional de la auditoría que tiene que dar respuesta a los retos que conlleva el replanteamiento del futuro como consecuencia de los cambios del entorno. Es una constante histórica que los grandes cambios en la profesión se han producido como consecuencia de escándalos financieros que han forzado a replantear la situación. Un ejemplo es la introducción de la auditoría obligatoria para las empresas cotizadas en Estados Unidos a consecuencia de la crisis del 29. Ahora debemos hacer otro planteamiento”, explicó el académico.

Exsocio de KPGM, presidente del consejo asesor de Morera Asesores & Auditores y miembro del consejo de administración internacional de IECnet, Borràs consideró que la auditoría aborda diversos retos específicos, pero sobre todo debe dar respuesta al nuevo entorno tecnológico: el icloud, la inteligencia artificial, la robótica, el big data, blockchain… “. Todo ello requiere una auditoría diferente, porque la normativa actual está basada en riesgos y muestras, aunque hoy en día es tan sencillo como habitual analizar a la totalidad de la población con los medios tecnológicos que tenemos al alcance y a un precio muy asequible. Además, la tecnología disponible permite incorporar el análisis de la información que se genera fuera de la empresa, pero que es accesible incluso a la red”, añadió Borràs.

El académico consideró que la auditoría debe avanzar en la aplicación del denominado Data & Analytics para analizar y convertir datos en conocimiento y en valor para ayudar a las organizaciones, para validar los estados financieros y gestionar los riesgos y para reforzar y mejorar los procesos existentes mediante el desarrollo de diferentes herramientas tecnológicas. “El problema que tenemos es que los cambios tecnológicos están yendo mucho más rápidos que el de las normativas y el reto que debemos alcanzar es adaptar la normativa a esta nueva realidad”, concluyó.

 

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish