El académico Gay de Liébana presenta su último estudio sobre las finanzas de las cinco grandes ligas europeas

José María Gay de Liébana Saludas

Dr. José María Gay de Liébana

José María Gay de Liébana, académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) y presidente de la Comisión de Economía y Finanzas del Deporte del Colegio de Economistas de Cataluña, presentó el pasado 7 de noviembre en la sede barcelonesa de esta institución el estudio “Las finanzas de las cinco principales ligas europeas: análisis económico-financiero de los grandes clubes”. El acto estuvo presidido por el decano del Colegio, Anton Gasol, y fue presentado y moderado por Antoni Artés, miembro de la Comisión de Economía y Finanzas del Deporte.

Gay de Liébana resaltó el poderío económico y financiero de la Premier League inglesa en su conjunto, integrada por 20 clubes, y que suma unos activos totales superiores a los 8.000 millones de euros, seguida de La Liga española, cuyos activos ascienden a más de 4.800 millones. Por detrás quedan la Serie A italiana, con casi 4.400 millones, la Bundesliga alemana -formada por 18 clubes- con más de 3.200 millones de inversiones y la Ligue 1 francesa, cuyos activos se elevan a cerca de 2.400 millones de euros.

Centrado en la temporada 2016-2017, la última en cerrar completamente el ejercicio, el estudio pormenoriza en las finanzas de cada uno de los clubes de las grandes Ligas, examinado sus activos, sus pasivos, los ingresos, gastos y resultados. En esa campaña, los 20 clubes de la Premier League facturaron entre ingresos por “match day” -socios, abonados, entradas, explotación de sus estadios-, por comercialización y por derechos de televisión 5.316 millones de euros, con unos gastos de explotación de 5.177 millones. La Liga española, en segunda posición en el ránking de facturación, generó ingresos por 2.793 millones de euros con unos gastos de 2.888 millones. En este caso por delante de la Bundesliga, que ingresó 2.793 millones incurriendo en gastos por 3.225 millones. La Serie A, por su parte, facturó 2.125 millones de euros y sus gastos alcanzaron los 2.700 millones, en tanto que la Ligue 1 sumó ingresos de explotación por 1.643 millones y sus gastos fueron de 1.918 millones. Los ingresos procedentes de las retransmisiones televisivas explican el porqué de la elevada facturación del fútbol inglés, cifrándose en 3.222 millones de euros, muy por delante de los 1.300 millones de La Liga española.

Para Gay de Liébana, el problema económico del fútbol sigue radicando en el alto coste del factor trabajo, en el que se incluye además de los gastos de personal la amortización de los derechos sobre jugadores, que tanto en la Premier League como en la Bundesliga alcanza el 74% de sus ingresos de explotación, mientras en La Liga representa el 72% y en la Serie A italiana supone el 94%. En la Ligue 1 es del 83%.

Doctor en Ciencias Económicas y en Derecho, Gay de Liébana es profesor titular de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona y ha publicado numerosos informes sobre la economía y las finanzas del fútbol y recientemente el libro “La gran burbuja del fútbol”, en el que explica los diferentes modelos de negocio de los grandes clubes europeos. El académico colaboró con la UEFA con motivo de la puesta en marcha del “fair play” financiero en los clubes de fútbol europeos y es ponente en el curso que organiza la Real Federación Española de Fútbol sobre la materia.

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish