La Real Academia completa el aforo de su viaje científico a las Islas Galápagos y abre una lista de espera

La Expedición Científica que la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) ha organizado con la cooperación de National Geographic a las Islas Galápagos para septiembre de 2020, con motivo de la celebración del VI Congreso Internacional de la institución, ha alcanzado ya su primer objetivo: cubrir las 95 plazas disponibles. Se abre ahora una lista de espera para los interesados que no habían reservado su plaza ante posibles eventualidades. El aforo se ha completado en menos de tres semanas, lo que da fe del interés de una convocatoria única, tanto por la exclusividad que ofrece a la expedición ir de la mano de National Geographic y del Gobierno de Ecuador, como por la presencia de hasta cinco premios Nobel que tampoco han desaprovechado la ocasión.

Esta primera Expedición Científica tiene como destino uno de los mejor preservados lugares del mundo en cuanto a biodiversidad, pero que sin embargo está sufriendo también las consecuencias del cambio climático y de agresiones a su ecosistema. Ese tema será el eje central de las conferencias y discusiones que tendrán lugar entre los participantes en la expedición, que dado el carácter multidisciplinar de la Academia se complementarán con otras conferencias de interés cultural y científico.

Dado que el cambio climático es hoy en día uno de los principales ejes de debate social y científico por los problemas e incertidumbres que genera y por la certeza de lo que puede conllevar si no se remedian los efectos que el calentamiento global tiene sobre la atmósfera, la Real Academia ha considerado que una expedición a uno de los paraísos del mundo mejor conservados en cuanto a fauna, flora y especies protegidas es el mejor escenario para discutir, observar y consensuar un documento científico que será presentado ante las organizaciones internacionales que debaten sobre la materia. Es una forma, también, de asumir el liderazgo científico que se exige a instituciones implicadas en el desarrollo y difusión de la ciencia y el conocimiento.

Entre los asistentes se encuentran los premios Nobel y académicos de honor de la RAED Aaron Ciechanover, Barry Barish, Richard Schrock, Frances Arnold y Gérard Moreau, además de personalidades como la también académica honoraria Rosalía Arteaga, expresidenta de Ecuador y presidenta de la Fundación para el Desarrollo de América Latina, un grupo de naturalistas especialistas en diversos aspectos del entorno de las Islas Galápagos y un grupo de pensadores y artistas plásticos que complementan este grupo singular gracias a la colaboración de la Fundación Quo Artis, una institución internacional dedicada a la promoción de la ciencia a través del arte y con la que la Real Academia ha empezado a colaborar de forma estrecha.

Las Islas Galápagos, situadas en el Pacífico, a unos mil kilómetros del subcontinente sudamericano, son uno de los destinos de historia natural más importantes de la Tierra. Fueron el primer lugar considerado Patrimonio Mundial y Reserva de la Biosfera por la Unesco. El archipiélago se compone por 19 islas de origen volcánico y con una reserva marina circundante. Su flora y su fauna conforman un laboratorio viviente de la evolución, único en el mundo. Están situadas en la confluencia de tres corrientes oceánicas y concentran una gran variedad de especies marinas. Su actividad sísmica y volcánica ilustra los procesos de su formación geológica. El extremo aislamiento del archipiélago ha facilitado el desarrollo de una fauna singular con especies como la iguana terrestre, la tortuga gigante y numerosas especies de pinzones, cuyo estudio inspiró a Charles Darwin su teoría de la evolución por selección natural tras su viaje a estas islas en 1835.

Al viaje también se sumará un realizador cinematográfico de National Geographic. La expedición a bordo del barco de esta reconocida sociedad científica estará comandado por un capitán de marina mercante experimentado en navegar por las islas durante más de 30 años, Eduardo Neira, quien además de su profesión y vocación marinera es biólogo, profesor, compositor y músico. La capacidad del barco está limitada a 95 pasajeros por limitaciones legales del Parque Nacional de las Galápagos. Posee todo el confort y el lujo propio de los grandes yates y será el escenario de experiencias, discusiones, debates y seminarios que cada noche ilustrarán a los expedicionarios. Las salidas que dos veces al día se efectuarán a las diversas islas del recorrido ofrecerán una oportunidad inolvidable de ver especies animales únicas que ilustran las teorías evolutivas y comprobar cómo se puede hacer realidad una conservación rigurosa de un ecosistema único cuando hay voluntad política y se deja este aspecto en manos de los científicos más cualificados.

Uno de los puntos más importantes de este viaje tendrá lugar en la Isla Santa Cruz, sede de la Fundación Darwin. Es el lugar donde se desarrollan experimentos científicos de alto impacto y que la Real Academia tendrá la oportunidad única de visitar de una manera profunda y detallada. Allí se celebrará un encuentro académico que será el colofón a los que ya se habrán llevado a cabo en los días anteriores en la ciudad de Quito, capital del Ecuador, una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad con uno de los centros históricos más bellos y mejor conservados de América del Sur. La actividad académica se desarrollará en la Universidad de San Francisco, cuyo paraninfo acogerá el ingreso como académicos de honor de dos de los premios Nobel presentes aún electos, así como el de otros académicos electos. La expedición también visitará La Mitad del Mundo, el lugar donde pasa la línea del Ecuador y en donde se pueden apreciar los fenómenos vinculados a la atracción magnética de los polos terrestres en el denominado efecto Coriolis.

Sitio web de la expedición

Esta entrada también está disponible en: caCatalà