Vivian Hartmann, directora de Desarrollo Corporativo de la RAED, explica el origen catalán del cartel que Armstrong y Aldrin dejaron en el Mar de la Tranquilidad

Wolfgang y Viviane Hartmann

Wolfgang y Vivian Hartmann

Vivian Hartmann, directora de Desarrollo Corporativo y Relaciones Institucionales de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) y directora de la empresa de tipografía Bauertypes, explica cómo los tipos de tipografía Futura en los que se imprimió el texto de la placa que Neil Armstrong y Buzz Aldrin depositaron en la Luna en 1969 se fundieron en Barcelona en la firma que dirigía su padre, Wolfgang Hartmann. El histórico texto, en mayúsculas y en inglés, reza «Aquí hombres del planeta Tierra pusieron pie en la Luna por primera vez en Julio de 1969 d.C. Vinimos en paz en nombre de toda la humanidad».

La tipografía Futura fue creada por Paul Renner y fundida por primera vez por la Bauersche Giesserei de Alemania en el año 1927. La firma, que obtuvo los derechos en exclusiva de la Futura, era propiedad de Georg Hartmann. Su hijo, Carlos Hartmann, dirigía en Barcelona la empresa Fundición Tipográfica Neufville, conocida por representar a los principales fabricantes de maquinaria de impresión de Alemania, pero también por fundir los mismos tipos como los de la Bauersche Giesserei.

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, debido a que los países en conflicto con Alemania habían prohibido la importación de productos de este país, se convino entre padre e hijo que la Futura sería fundida en Fundición Tipográfica Neufville y exportada desde allí a Estados Unidos. Por ello, los tipos Futura que adquirían las imprentas americanas procedían de la empresa española. En el año 1963 Wolfgang Hartmann, hijo de Carlos, se haría cargo de la dirección de Fundición Tipográfica Neufville, que años después se refundó como Bauertypes. Su formación previa en la Bauersche Giesserei le permitió conocer a fondo todo lo relacionado con la fundición de tipos. Siguió manteniendo relaciones internacionales con todos los actores del sector a través de la Asociación Tipográfica Internacional, de la que llegó a ser vicepresidente.

Muchas prestigiosas marcas adoptaron la Futura fundida por Neufville para sus campañas de publicidad: Volkswagen, Nike, Hewlett-Packard, Massimo Vignelli, Shell… Había sido la tipografía preferida de Stanley Kubrick, quien en 1968, un año antes de la llegada  del Apollo 11 a la luna, presentó la película «2001: Una Odisea en el Espacio». El filme inspiró a los responsables del grabado del texto en la placa de la Luna, aunque la Futura ya se utilizaba en el Ejército de Estados Unidos para la impresión de etiquetas colocadas en instrumentos que precisaban ser muy legibles.

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish