Joaquim Gironella
Codirector médico de Laser Medical Rent y académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED)

Joaquim Gironella, reconocido urólogo, codirector médico del centro Laser Medical Rent y académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), presenta a la comunidad científica de la RAED en este artículo de una forma didáctica y rigurosa los últimos avances en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP) con nuevas técnicas no invasivas como el revolucionario sistema de alta frecuencia y vapor de agua Rezum.

Tratamiento mínimamente invasivo de la próstata sin anestesia

Dr. Joaquim Gironella

Dr. Joaquim Gironella

Biológicamente, el envejecimiento del varón y de la mujer se inicia principalmente por el aparato reproductor. En ambos, anatómicamente, el sistema genital es vecino con el aparato urinario. En el hombre además, la uretra atraviesa longitudinalmente la  glándula sexual  prostática situada por debajo de la vejiga, con lo que la aparición de síntomas urinarios es frecuente con el aumento de la edad biológica.

Desde esta perspectiva, en el género masculino, la coincidencia de órganos compartidos del aparato reproductor con el urinario y más concretamente con la próstata le confiere a esta un especial relevancia. Hecho que nos lleva a la sospecha que el envejecimiento en el hombre empieza con el desarrollo natural de la glándula prostática a partir de los 40-45 años. Con el tiempo un porcentaje elevado de hombres evolucionará hacia un crecimiento hiperplasico  de la próstata, y a menudo, con un componente obstructivo del flujo urinario que puede ir asociado con disfunción sexual.

Efectivamente, la edad del varón es un factor de riesgo en patología prostática  pudiendo presentar el 50 % de los  varones síntomas  a partir de los  cincuenta años. A los 80 años de edad el 80 % de los hombres presentan algún grado de hiperplasia prostática con compromiso miccional. Felizmente, el tratamiento de la hipertrofia prostática ha ido evolucionando hasta la actualidad donde es posible realizar terapias quirúrgicas endoscópicas minimalistas: sólo con analgesia y, éste es el gran avance, en la misma consulta del especialista.

Efectivamente, el manejo de los síntomas de la hiperplasia benigna de prostata (HBP) ha evolucionado hacia la atractiva opción de las terapias ambulatorias mínimamente invasivas con tecnología ablativa. Esta atrayente opción para los hombres incluiría la mejora de los síntomas urinarios y la ausencia de aparición de efectos adversos sobre la sexualidad. Si a eso añadimos una corta sesión de tratamiento sin entrar en el quirófano y el retorno normal a las actividades en pocas horas, estamos acercándonos a la prescripción de una terapia adecuada a la realidad social y tecnológica de nuestros días.

El uso de la ablación en medicina no es un fenómeno nuevo. El objetivo de destruir el tejido anómalo sin tener que cortar ha sido utilizado ampliamente en cardiología, dermatología, ginecología y en neurocirugía durante décadas. La utilización de la ablación en urología ha ido incrementándose con el paso del tiempo usando energía de otras fuentes como la criocirugía y los ultrasonidos de alta intensidad para el cáncer de próstata.

En el caso de la HBP diversos procedimientos de ablación (TUNA) han sido evaluados desde principios de 1990. Sin embargo se produjeron elevados ratios de retratamiento y persistentes síntomas irritativos en el postoperatorio inmediato, lo que hizo declinar el uso de estas técnicas. La inyección de vapor de agua con el sistema de alta frecuencia Rezum donde se inyecta a vapor de agua a 105º ha supuesto un paso importante en la resolución ponderada bajo visión del componente obstructivo de la próstata agrandada.

Este vapor es capaz de destruir selectivamente el tejido prostático mediante un proceso convectivo, es decir, con la transferencia o transporte de calor con el movimiento de un fluido. El vapor es uniformemente dispersado a baja presión en la zona de la glándula prostática que previamente hemos inyectado con un determinado volumen de agua. Esta terapia termal con vapor de agua administrada dosis dirigidas y controladas de calor almacenado en vapor de agua se distribuye por convección en la región obstructiva  de la próstata causante de los síntomas y la incomodidad miccional del paciente.

Hiperplasia Benigna de PróstataCada tratamiento de 9 segundos sobre un total de cinco o seis utiliza 0,42 ml de vapor de agua que se dispersa rápida y uniformemente a través de los intersticios del tejido. La condensación de vapor de agua libera energía teórica almacenada. Las membranas celulares se desnaturalizan, produciéndose así la muerte celular inmediata y el cierre de los vasos sanguíneos. Al mismo tiempo, se produce una denervación de los nervios alfa-adrenérgicos de la zona, lo que proporciona un tratamiento uniforme y predecible.

Con el tiempo este tejido térmicamente desnaturalizado  es reabsorbido de forma natural por el organismo, reduciendo así el volumen protático y permitiendo que el conducto uretral se abra aliviando los síntomas urinarios. La terapia termal con Rezum es la opción hoy en día idónea para los hombre de más de 50 años que ha optado por no tomar medicamentos para su disconfort urinario secundario al crecimiento de la glándula prostática, o bien que los están tomando pero no están satisfechos. También es la elección preferente para los hombres que no son candidatos a procedimientos quirúrgicos convencionales para la HBP, y especialmente para los sujetos que no pueden recibir anestesia general o son de alto riesgo.

El gran valor añadido de la terapia termal con vapor de agua es la preservación de la función sexual en el 98% de los casos tratados. Efectivamente, la preservación de la eyaculación y de la erección  confiere a esta terapia endoscópica como la elección de preferencia de muchos pacientes  que quieren preservar la integridad de sus funciones sexuales.

El tratamiento termal con agua -Rezum- de la sintomatología prostática ha significado para muchos varones la posibilidad de recuperar el bienestar miccional de una manera rápida, efectiva y sencilla a la vez. El procedimiento ha sido una opción terapéutica en Suecia y en Estados Unidos desde hace más de cinco años con estudios prospectivos randomizados que ha demostrado la utilidad de la técnica, la duración de sus resultados y la preservación de la función sexual.

  • Mejora del IPSS  10,1 ( 46,7 % ).
  • Mejora del caudal + 4,2 ml/s.
  • Retratamiento a los cinco años: 4,4 %.

En nuestro grupo de la Unidad Multidisciplinaria de Urología Láser Medical Rent realizamos en Barcelona el 21 de noviembre de 2019 la primera cirugía prostática ambulatoria en consulta con analgesia sublingual (sin anestesia) de España con un elaborado protocolo logístico y soporte tecnológico. En la actualidad,  se realizan mensualmente varias intervenciones ambulatorias en consulta con terapia termal a pacientes que acuden de diversos países o ciudades regresando a las pocas horas a sus destinos.

En resumen:

  • Es una terapia alternativa a los medicamentos para la HBP.
  • La mayoría de los pacientes observa una mejoría de los síntomas en un plazo de dos semanas.
  • No requiere anestesia general ni espinal.
  • Preserva la funciones sexuales y urinarias.
  • Permite a los pacientes retomar la actividad cotidiana en cuestión de horas.