Oriol Amat, académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) y presidente de la Asociación Catalana de Contabilidad y Dirección, destaca en un artículo publicado en la última edición de L’Econòmic, el suplemento económico del diario El Punt Avui, el recorrido que tiene en Cataluña y, por extensión, en España la banca cooperativa una vez diluido el papel de las tradicionales cajas de ahorros tras la última crisis económica y financiera. Amat perfila también las principales características de estas entidades enmarcadas en el denominado tercer sector.

Dr. Oriol Amat i Salas

Dr. Oriol Amat Salas

“El sistema financiero catalán se había caracterizado por el elevado peso de las cajas de ahorros, que habían contribuido a mejorar mucho la vida económica y social con su proximidad al territorio y su potente obra social. Pero ahora, después de la última crisis financiera, unos pocos bancos aglutinan la mayor parte del mercado financiero catalán”, inicia el académico su reflexión. Ese vacío hace que cada vez más clientes de la banca se interesen por el modelo de la banca cooperativa, aún en desarrollo, pero con un gran potencial de crecimiento.

“La cuota de mercado de las cooperativas de crédito varía mucho por países. En los Países Bajos o Austria, por ejemplo, tienen el 40% del mercado. En Cataluña, en cambio, su cuota de mercado se sitúa alrededor del 7%. Diversos estudios ponen de manifiesto que un 30% de los consumidores querrían ser clientes de este tipo de entidades. Por lo tanto, si aprovechan la ola, son entidades que pueden crecer mucho en los próximos años”, concluye el académico.

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish