Manuel Murillo, ponencia en el IV acto internacional

Manuel Murillo

Manuel Murillo, director de Comunicación de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), presentó durante el IV Acto Internacional-Congreso Europeo de Investigaciones Interdisciplinarias de la RAED, que se celebró el pasado mes de julio en diversas capitales del Mediterráneo, el trabajo “Isaac Peral, un héroe traicionado por la mediocridad de los políticos”, donde explica cómo el Gobierno y la Armada españoles de finales del siglo XIX dilapidaron el innovador proyecto de este ingeniero naval que podría haber cambiado completamente el signo de las guerras de Filipinas y Cuba, según reconocieron los propios vencedores de aquellas contiendas.

“El comodoro George Dewey reconoció que si la flota española de Cavite, en Filipinas, hubiera tenido un submarino Peral, los estadounidenses no hubieran podido mantener el bloqueo. El submarino Peral, el primer sumergible moderno con capacidad de combate en el mundo, realizó varias pruebas con éxito en alta mar. En 1890 se disponía de esta poderosa arma y hasta 1898, fecha de la guerra con Estados Unidos por la independencia de Cuba, se hubiera ido perfeccionando, como incluso ya había programado su ingeniero e inventor Isaac Peral. ¿Cómo es posible que no solo no se hubiera construido esta nave sino que se destruyera poco después el proyecto renunciando a liderar la ingeniería naval en el mundo? Muchas razones, pero una muy poderosa: la corrupción y la mediocridad de los políticos”, explica Murillo en el resumen de su ponencia.

El proyecto de Peral, apoyado inicialmente por el Gobierno y la Armada, fue boicoteado por la propia imprudencia de los mandos que debían guardar un secreto militar y pronto las principales potencias supieron de él y llegaron a conocer incluso sus detalles técnicos. Pese al éxito de sus primeras pruebas, la Administración, tanto civil como militar, prefirió archivar un proyecto que sí acabarían desarrollando las potencias extranjeras. Peral acabó pidiendo la baja de su puesto en la Armada e incluso se quedó sin pensión. “¿Les faltaron a nuestros gobernantes alturas de miras? ¿Verdaderamente las pruebas del submarino Peral no respondían a las expectativas de este ingenio militar? Igual es algo más sencillo… La corrupción y el enriquecimiento personal de alguno de los políticos de entonces hundieron el progreso del país, anteponiendo sus intereses personales a los de sus conciudadanos”, concluye Murillo.

Licenciado en Ciencias de la Información y máster en Información Económica por la Universidad Autónoma de Barcelona, Murillo dirige la consultora de comunicación Murillo & Knowledge, que desarrolla proyectos para empresas, entidades y administraciones públicas. En lo que queda de año tiene programadas ocho acciones en el ámbito científico, alimentario y de la salud.

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish