Mariàngela Vilallonga, consejera de Cultura de la Generalitat de Cataluña y académica de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), presidió el relevo de la decana de la Institución de las Letras Catalanas, Isabel-Clara Simó, por Margarida Aritzeta durante un acto que se celebró el pasado 14 de marzo en Palacio Marc de Barcelona, sede de la Consejería de Cultura. El evento tuvo lugar apenas una semana antes de que Vilallonga tomase posesión como consejera en sustitución de Laura Borràs.

La académica incidió en un episodio con el que quiso definir el coraje y la iniciativa de Simó: la puesta en marcha de la revista literaria «Canigó» en pleno franquismo. Y para ello recuperó un artículo de Maria Àngels Anglada publicado en el periódico «El9Nou» en 1987 bajo el título «Una alcoiana intrèpida». «Lo es, innegablemente, Isabel-Clara Simó. Hacía falta coraje para impulsar, durante el franquismo, la revista ‘Canigó’, lo que ella hizo con dedicación ejemplar junto a su marido, el figuerense Xavier Dalfó. No se necesitaba menos para continuarla en la época de la transición y de la democracia, tratándose de una revista vigorosamente independiente para cualquier institución de gobierno, convergente o socialista. Finalmente, el ahogo económico acabó con ‘Canigó’. Desde entonces, Isabel había escrito varios libros de narrativa, entre los que destaca ‘És quan dormo que hi veig clar’ y la excelente novela ‘Júlia’. Ahora sorprende a los lectores que lo esperaban con una biografía novelada de mosén Cinto, de nuestro Jacint Verdaguer. De la revista ‘Canigó’ al autor del poema ‘Canigó'», leyó la reseña.

«El coraje no ha abandonado nunca a Isabel-Clara Simó, ni la coherencia tampoco -continuó Vilallonga-. Ha sido y es una acérrima defensora de la tierra, de la lengua catalana, de los Países Catalanes, los derechos de las mujeres, de las libertades individuales y colectivas, de la política de izquierdas… Una mujer comprometida que siempre dice lo que piensa, que siempre se moja, que no pasa de puntillas, valiente, lúcida, irónica. Isabel-Clara Simó, estamos muy orgullosos de ti. Echaremos de menos tus consideraciones sin rodeos en las reuniones de la Institución. ¡Larga vida a nuestra decana!».

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish