La Real Academia de Doctores, reunida en Junta General Extraordinaria, decidió ayer explicitar su vocación europeísta modificando su denominación oficial para convertirse en la Reial Acadèmia Europea de Doctors-Real Academia Europea de Doctores-Royal European Academy of Doctors (RAED). La institución refuerza asimismo sus orígenes y su trayectoria más que centenaria, haciendo referencia en su nueva imagen corporativa a la ciudad de Barcelona y al año de su fundación, 1914.

“Debemos asumir los retos del presente y proyectarnos hacia el futuro desde la solidez que nos aporta una historia centenaria para seguir siendo un referente en el ámbito de la investigación y ampliar nuestras miras hacia esa Europa sin fronteras que ha sabido convertirse en un espacio común de libertades. Debemos estar a la altura de los nuevos tiempos”, asegura el presidente de la Real Academia, Alfredo Rocafort.

En su nueva era, la RAED se compromete a acoger entre sus académicos de número a al menos 25 que procedan de otros estados de la Unión Europea, alcanzando ahora un total de 150. De la misma forma, la corporación podrá contar con delegaciones en cualquier lugar de su nuevo ámbito y firmar los convenidos y alianzas que considere ventajosos para difundir su labor académica en todo el marco de la Unión.

This post is also available in: caCatalà enEnglish