Sònia Fernández-Vidal, reconocida divulgadora científica, ingresa en la Real Academia con un discurso en el que fija la última frontera de la Humanidad

 

Sònia Fernández-Vidal, doctora en Información y Óptica Cuántica y reconocida divulgadora científica, ingresó como académica de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) durante una ceremonia que se celebró el pasado 8 de noviembre en el Salón de Actos de Fomento del Trabajo Nacional. La recipiendaria leyó el discurso de ingreso “Abrir las puertas de la Biblioteca de Alejandría”. Le respondió en nombre de la Real Corporación el académico de número y presidente del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias de la RAED José Ramón Calvo.

Profesora de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona, la nueva académica abordó los grandes hitos en la evolución del pensamiento, la ciencia y el desarrollo tecnológico, asegurando que sólo la curiosidad y la investigación, más allá de todos los prejuicios y modelos establecidos, pueden llevar a la Humanidad a un futuro más próspero e igualitario. De ahí que, con datos en la mano, incidiese en la necesidad de invertir e implementar políticas de I-D-i.

“Según el Índice de Innovación de Bloomberg, los 10 países del mundo que muestran mayores niveles de bienestar son también los más innovadores. El punto que tienen en común: invierten en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) entre el 2% y el 3% de su PIB -reseña Fenández-Vidal en su discurso-. El 2,8% del PIB invertido en investigación por Estados Unidos es el responsable directo de más de la mitad de su desarrollo desde la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, por cada dólar gastado en el proyecto Apolo, 14 dólares volvieron a la economía estadounidense. El proyecto Apolo se pagó a si mismo en motivación para avanzar, en ingeniería y en descubrimientos. Y como muestra el informe del Círculo Cívico de Opinión de 2012, si España hubiera invertido en I+D el mismo porcentaje que el resto de países de la OCDE desde 1970, en el año 2005 habríamos sido un 20% más ricos por cabeza”.

Según el Índice de Innovación de Bloomberg, los 10 países del mundo que muestran mayores niveles de bienestar son también los más innovadores”

La nueva académica concluye esta reflexión con una máxima que resume bien el sentido de su trabajo: “Podemos evolucionar como civilización o podemos llegar a la autodestrucción, como pasó en Alejandría. Evitar lo segundo pasa por hacer llegar el conocimiento a todos los seres humanos del planeta”. En este punto, reflexiona sobre la última frontera de la ciencia, el desarrollo y la aplicación tecnológica de la física cuántica, reseñando sus últimas innovaciones.

Sònia Fernández-Vidal fue seleccionada por la revista “Forbes” como una de las 100 personas más creativas del mundo. Ha trabajado y colaborado como investigadora en algunos de los centros más prestigiosos como son el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN), el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Estados Unidos, o el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) en Barcelona. Es autora de la trilogía “La Puerta de los Tres Cerrojos”, novelas de divulgación científica de alcance internacional destinadas tanto a niños como mayores y traducida a 12 idiomas. Es también autora de “Quantic Love”, novela ambientada en el CERN que aproxima la ciencia desde el lado más humano. Su libro “Desayuno con partículas” es una obra de divulgación de física cuántica destinada a todos los públicos, en tanto que “El universo en tus manos”, su última obra de divulgación, adentra al público infantil en los misterios del universo.

Discurso de ingreso

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish