Gracias a los últimos sensores incorporados, el especialista puede saber en cualquier momento sin atender al paciente el estado de sus implantes

Javier Gil Mur, doctor en Química y rector de la Universidad Internacional de Cataluña, ha ingresado en la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) como académico de número durante una ceremonia que se ha celebrado en Barcelona el 6 de febrero. El recipiendario ha leído el discurso de ingreso “Avances tecnológicos en implantología oral: hacia los implantes dentales inteligentes”. Le ha respondido, en nombre de la RAED, el académico de número Jaime Rodrigo de Larrucea.

En una exhaustiva aproximación a las técnicas de la implantología oral, Gil Mur ha repasado en su discurso las características del tejido óseo, sus técnicas de remodelación y de reparación y ha introducido de forma divulgativa el concepto de la osteointegración, base de la implantología dental. Para explicar cómo se realiza el diseño macroscópico y dimensional del implante, cómo se analiza el estado del hueso receptor y cuáles son las principales técnicas quirúrgicas. Seguidamente, el especialista ha repasado los materiales que se emplean en la implantología, principalmente el titanio y la zirconia, teniendo en cuenta sus propiedades mecánicas, su resistencia a la corrosión y su biocompatibilidad. Asimismo ha reseñado otros materiales bioinertes y bioactivos.

Tras analizar también las características de las superficies de los implantes y los tratamientos para conseguir el éxito quirúrgico, Gil Mur no ha obviado los problemas de las intervenciones, provocados en su mayoría por las bacterias. Para combatirlas ha ofrecido las diferentes estrategias de inhibición de la adhesión bacteriana: los ajustes mecánicos en conexiones de los implantes dentales, el tipo de implante dental, el sellado biológico, las superficies antiadhesivas, la liberación de fármacos, los agentes oxidantes y las substancias inorgánicas.

Finalmente, ha abordado la denominada biofuncionalización de los implantes, garante del éxito de la intervención. Ha enumerado procesos como la activación superficial, la silanización, el entrecruzamiento y la inmovilización peptídica. Ha concluido con el análisis de los últimos sensores incorporados que permiten incluso hablar de implantes inteligentes, ya que el especialista puede saber en cualquier momento sin ni siquiera atender al paciente el estado de sus implantes.

Ver discurso de ingreso

 

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish