El pensador ecuatoriano Eduardo Naranjo evoca la figura intelectual y política de Rosalía Arteaga, académica de honor de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) que ocupó la Presidencia de Ecuador en febrero de 1997. Naranjo reseña en el diario “La Hora” de Ecuador “Rosa Carmín”, el último poemario de Arteaga, a quien define como “mujer culta, de alto valor intelectual y convicciones casi obsesivas por lograr un mejor sistema educativo como camino a la redención de la juventud”.

Leer el artículo

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish