Temario

  1. El confinamiento en una sociedad democrática: la libertad deambulatoria
  2. ¿Era necesario decretar estado de Alarma ante la pandemia COVID-19? ¿Había alternativas?
  3. ¿Lo que se ha hecho está en línea con las recomendaciones y las normas de la UE?
  4. Las Nuevas Tecnologías inteligentes de geolocalización ¿un peligro/amenaza para privacidad y libertad?
  5. El derecho de manifestación y reunión en tiempos de pandemia
  6. La administración de justicia bajo el confinamiento: garantías y estado de derecho
  7. La libertad de Información, los bulos y los medios públicos
  8. Pandemia, Tecnologías y 5G, Bulos,… ¿Están en peligro las libertades individuales?

Ponentes

Santiago Castellà, senador, director de la Cátedra Tarragona Smart Mediterranean City de la Universidad Rovira i Virgili, académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) y secretario general de la Fundación Pro Real Academia Europea de Doctores

Teresa Freixes
Catedrática de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona y académica de número y vicepresidenta de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED)

Fermín Morales
Catedrático de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Barcelona, profesor de la escuela de negocios ESADE y académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED)

Víctor Moreno
Catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Carlos III de Madrid y presidente de la Unión Española de Abogados Penalistas

El debate

La Fundación Pro Real Academia Europea de Doctores celebró el pasado 8 de julio el debate «Libertades en tiempos de pandemia», que se realizó en formato webinar y se retransmitió en streaming a través de su canal de YouTube. En la sesión, que se enmarcó en la serie «Economía, política y riesgos» de su Campus del Conocimiento, participaron Teresa Freixes, catedrática de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona, académica de número y vicepresidenta de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED); Fermín Morales, catedrático de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Barcelona, profesor de la escuela de negocios ESADE y también académico de número de la RAED, y Víctor Moreno, catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Carlos III de Madrid y presidente de la Unión Española de Abogados Penalistas.

El acto contó con el apoyo de la asociación My Planet First, estuvo presentado por Vivian Hartmann, directora de proyectos de la Fundación Pro Real Academia Europea de Doctores, y fue moderado por Santiago Castellà, senador, director de la Cátedra Tarragona Smart Mediterranean City de la Universidad Rovira i Virgili, académico de número de la RAED y secretario general de la Fundación Pro Real Academia Europea de Doctores, quien introdujo las cuestiones que abordaron los expertos: ¿Vivimos una libertad deambulatoria? ¿Era tan necesario el estado de alarma? ¿Cómo ha sido afectado el derecho de reunión y de manifestación? ¿Están en peligro nuestras libertades?

Morales inició su reflexión evidenciando las carencias de prevención que en España y otros países han tratado de remediarse aplicando figuras legales como el estado de alarma. «Los estados no han sido capaces de elaborar planes epidemiológicos ni dar una respuesta a la altura de nuestros tiempos y no han hecho sino ofrecer una respuesta medieval: primero pensar que era algo externo que no nos iba a llegar y después confinar a la ciudadanía». Para el reconocido penalista, la intensidad de restricción de derechos ha sido proporcional a la ausencia de medidas para dar una respuesta adecuada al no tener tests, mascarillas, respiradores… y ha quedado claro que en España falta una ley que responda a una situación como la actual, como se ha visto tras el cese del estado de alarma.

«Ante la ausencia de previsión se fue improvisando y se perdieron unas semanas fundamentales, también porque la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS) tampoco daban mensajes concretos -consideró Morales-. Por otra parte hemos sido testigos del espectáculo lamentable de la clase política española, con una ausencia total de consensos». El experto fue muy crítico con la respuesta que ha dado la Generalitat de Cataluña a rebrotes como el de Lleida. «Lo que ha pasado en Cataluña es totalmente lamentable después de lo que hemos aprendido y de los materiales de los que disponemos», señaló.

Freixes, por su parte, contrastó el estado de alarma español con la respuesta de Bélgica, adonde le pilló la pandemia, a esta crisis sanitaria. «En Bélgica no se ha decretado el estado de alarma, simplemente se han utilizado las medidas sanitarias que existen legisladas. Básicamente la obligatoriedad de usar mascarillas en los espacios públicos y mantener la distancia social», explicó. Para la académica y vicepresidenta de la RAED, había respuesta jurídica sin estado de alarma, pero habría que haberla planificado muy bien,algo que no se hizo.

Para la experta, aún no podemos determinar qué país o región actuó mejor ni cuáles fueron las medidas adecuadas ni proporcionales, ya que cualquier análisis debe hacerse indicadores precisos y los de la OMS han sido desde el principio muy inconcretos. Freixes alabó la respuesta económica de la Unión Europea y certificó los graves problemas sociales que ha destapado esta crisis. «Esta pandemia ha hecho aflorar muchos problemas socioeconómicos, como el problema con los temporeros de Lleida. ¿Cómo puede ser que en el siglo XXI tengamos centenares de personas durmiendo en la calle?», se preguntó.

Para Víctor Moreno, las medidas legales aplicadas hasta ahora no han sido proporcionales y deberían haberse tomado otro tipo de medidas de prevención. «Las medidas han estado dentro del marco legal y han sido equitativas para la totalidad de los españoles, el problema es que cuando supimos que en China habían confinado a 70 millones de personas por unos contagios que resultaban una minucia en relación a la población de ese país no nos planteamos por qué».

A partir de ahí Moreno consideró que la declaración del estado de alarma le pareció excesiva y aseguró que en cuanto a los bulos o noticias faltas que han surgido en torno a la pandemia la legislación vigente permite denunciar a sus autores, aunque no así en relación al derecho a la intimidad, que creyó superado. «Estamos viviendo una gran crisis, nos hemos visto encerrados en una madriguera y esto nos debe llevar a pensar muy profundamente. Ojalá salgamos reforzados», concluyó.