“La oftalmología existe desde tiempos ancestrales y va a seguir desarrollándose con nuevas técnicas”

HypertensiveretinopathyBorja Corcóstegui, cofundador y director médico y científico del Instituto de Microcirugía Ocular y de la Escuela Europea de Estudios Avanzados en Oftalmología, realizó un completo repaso de la evolución de la oftalmología desde el Antiguo Egipto a nuestros días durante su ingreso como académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), que se celebró en Barcelona el pasado 14 de septiembre de 2017. Doctor en Medicina y Cirugía, Corcóstegui pronunció el discurso de ingreso “La conquista del fondo del ojo”. Le respondió en nombre de la RAED el académico de número y vicepresidente de la institución Pedro Clarós.

Acto de ingreso en la RAED del Dr. Borja Corcóstegui

Dr. Borja Corcóstegui

Pionero en la introducción y desarrollo de la vitrectomía en Europa y precursor en la unión de la investigación clínica y genética de retina, el nuevo académico destacó cómo “la oftalmología, como ciencia sanadora, existe desde tiempos ancestrales y seguirá evolucionando en los próximos años gracias a nuevas técnicas y el desarrollo de la tecnología”.  Corcóstegui explicó que los anatomistas egipcios ya tenían descripciones de las estructuras del ojo, aunque el gran salto de esta especialidad médica y su concepción actual no se produjo hasta el siglo XIX, cuando Hermann von Helmholtz inventó el oftalmoscopio, con tres microscópicos cristales de cobertura transparentes que permitían examinar con detalle la retina y el interior del ojo.

Esa primera herramienta de análisis permitió fotografiar el fondo del ojo y proporcionar “el primer documento de seguimiento de la enfermedad del ojo, que pronto tomó también una naturaleza didáctica”, explicó. Y ya a lo largo del siglo XX, prosiguió el académico, un nuevo avance hacia el conocimiento del fondo del ojo revolucionó la oftalmología: la angiografía fluoresceínica, que permite observar la circulación de la sangre en la retina, lo que mejora el campo de visión.

“La angiografía, junto con la tomografía óptica de coherencia (OCT) y la oftalmoscopía con láser de barrido han mejorado la detección y curación de enfermedades del interior del ojo en el último siglo -destacó Corcóstegui-. La calidad de estas angiografías OCT, los montajes fotográficos de mejor campo y hasta el conocimiento de la pérdida vascular van a poderse mejorar en los próximos años y así permitir un desarrollo de la oftalmología”.

Acto de ingreso en la RAED del Dr. Borja Corcostegui Guraya

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish