Ada Yonath, premio Nobel de Química; Sheldom Glashow, premio Nobel de Física; Richard Roberts, premio Nobel de Medicina, y Luis Alberto Lacalle, expresidente de Uruguay, ingresaron como académicos de honor de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) durante la celebración de su I Encuentro Científico, que tuvo lugar en Fuerteventura entre los pasados 8 y 11 de junio con la colaboración de IESE y la Universidad de Las Palmas. Los recipiendarios culminaron unas sesiones que se celebraron bajo el título genérico de “Convergencia de Caminos: Ciencia y Empresa”.

Yonath, reconocida por su descubrimiento del túnel proteínico entre las dos subunidades del ribosoma, adelantó la próxima aparición de una nueva generación de antibióticos específicos efectivos contra las bacterias resistentes a los antibióticos tradicionales de amplio espectro a partir de sus investigaciones.

Glashow se mostró especialmente crítico con la negación de la Administración Trump al cambio climático, que consideró el principal reto de futuro de la humanidad, y alentó a la comunidad científica a realizar un amplio ejercicio de didáctica para concienciar a la actual y futuras generaciones de la necesidad de cambiar los actuales modelos de desarrollo.

Roberts, por su parte, realizó una argumentada defensa de los alimentos transgénicos como una nueva vía en la lucha contra la desnutrición de buena parte de la población mundial, ensalzó los ejemplos del maíz y el arroz dorado, una nueva fuente de vitamina C, y criticó las prohibiciones de la Unión Europea contra estos alimentos modificados genéticamente.

Lacalle concluyó con una defensa a la clase política, amenazada aún en muchos países por poderes fácticos que siguen los dictados de empresas, terratenientes, militares o lobbies. “La democracia representativa sigue hoy en día cuestionada en muchos países que, sobre el papel, la tienen como fundamento jurídico”, aseguró.