Monasterio de Poblet

Monasterio de Poblet

Xabier Añoveros, académico de número y vicepresidente de la Junta de Gobierno de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), y los también académicos numerarios David Jou y Francesc Torralba han participado en la última edición de la revista “Poblet”, editada por la Hermandad del Monasterio Cisterciense de Santa María de Poblet, con tres artículos en los que abordan el legado material y espiritual de la Orden del Císter. Sus reflexiones se pueden leer en el número 36 de la publicación, correspondiente al mes de junio de 2018.

Añoveros publica el trabajo “La Biblioteca de Poblet”, donde repasa la historia archivística, bibliográfica y documental del monasterio, centro de referencia cultural desde el siglo XII. El académico explica que el “armarium” donde se guardaban los libros de la liturgia y de lectura comunitaria estaba ubicado en el claustro y cómo la donación que realizó al monasterio Pedro Antonio de Aragón en el siglo XVII hizo necesaria la configuración de la librería antigua, que seguramente ya existía de una manera informal desde dos siglos antes. Añoveros explica también cómo los avatares de la historia y la necesidad de ganar espacio llevaron a la biblioteca hasta a dos nuevas ubicaciones.

El académico se detiene en las referencias que realizó en el siglo XVII el padre Jaume Fortuny en sus cuadernos sobre el fondo bibliográfico del monasterio ya entonces desaparecido: “En esta librería estaban las obras que con sus propias manos escribió el señor rey don Jaime I, dicho el Conquistador, escribiendo los sucesos de las guerras, batallas y victorias, pero hoy no las tiene Poblet por habérselas llevado o quitado monsieur De Marca, en tiempo que Cataluña estaba gobernada por Francia en el año 1640″.

Torralba, por su parte, publica el artículo “L’obediència, un valor contracultural”, en el que analiza el sentido de la obediencia en la orden benedictina, un valor inherente en la vida monástica que suponía el camino a la vida plena desde la entrega. Llevado a nuestros días, el académico señala cómo esa entrega se ha convertido en un valor contracultural en un mundo donde el camino de la libertad individual parece la única vía hacia la felicidad. No obstante, Torralba considera que en esa entrega voluntaria a Dios y al prójimo sigue estando el camino hacia la felicidad. “El don regalado da sentido a la vida, hace que no sea una sucesión de instantes efímeros”, considera.

Jou contribuye con el trabajo “El fenomen humà, entre la racionalitat còsmica i la intel·ligència artificial”, una reflexión sobre cómo el desarrollo de la inteligencia artificial por parte del hombre invita a considerar la razón humana como razón creada y a la vez creadora. Un aspecto que destaca, desde un punto de vista cristiano, hasta dónde llega la libertad y la responsabilidad humana y que supone un último estadio tras el desarrollo del arte y la tecnología.

Ver revista

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish