Los miembros del proyecto europeo IROCA, para optimizar la aplicación de la radioterapia, celebraron una reunión de trabajo en la sede de la RAED

La Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) acogió el pasado 22 de abril, a lo largo de todo el día, una reunión de trabajo del proyecto internacional IROCA (Improving Radiation Oncology through Clinical Audits), que tiene como finalidad optimizar la aplicación de la radioterapia en el tratamiento de las enfermedades oncológicas, en términos de eficiencia terapéutica y minimización de riesgos para el paciente. En el encuentro, organizado por el académico de número de la RAED y director de Oncología Radioterápica del Instituto Catalán de Oncología Ferran Guedea, participaron representantes de las cuatro instituciones que impulsan el proyecto: el Centro de Oncología de Polonia en Poznan, el Instituto Portugués de Oncología de Oporto, el Hospital Universitario Mayor de la Caridad de Novara (Italia) y el propio Instituto Catalán de Oncología.

El grupo IROCA mantiene reuniones periódicas para evaluar los resultados obtenidos en sus ensayos coordinados. Aprovechando que se realizaba en Barcelona el Congreso Europeo de Oncología y Radioterapia, entre el 20 al 24 de abril, con más de 5.000 profesionales esencialmente de Europa, la institución decidió reunirse en la ciudad para poner en común los resultados de las auditorías en cáncer de recto y cáncer de próstata de los cuatro centros.

Dr. Ferran Guedea Edo

Dr. Ferran Guedea

“Dada la progresiva expansión que se deriva de la incorporación de los distintos servicios oncohematológicos que funcionaban en el seno de otros hospitales, se ha observado cierta variabilidad en la metodología de trabajo. Nuestra prioridad es identificar las mejores prácticas dentro del proceso de cada centro  y homogeneizarlo, con la finalidad de mejorar nuestros resultados clínicos en términos de toxicidad y respuesta clínica a los tratamientos”, explicó el propio Guedea el trabajo del proyecto IROCA.

A nivel de patologías concretas, la revisión clínica como las que realiza este grupo se han demostrado una buena metodología para medir el grado de adhesión a las guías de práctica clínica, identificar variabilidad y determinar áreas de mejora. En este sentido hay diferentes experiencias como la implantada en los hospitales que tratan pacientes oncológicos con cáncer colorrectal en Alemania, que pone de manifiesto la mejora obtenida en los centros participantes. En términos de trabajo multidisciplinar, el porcentaje de casos presentados en el comité antes de iniciar el tratamiento pasó del 88% (año 2010) al 91,8% (año 2012), con implicación en el resultado final de efectividad del tratamiento.

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish