Albert Biete aborda los retos de la radioterapia intraoperatoria en su ingreso en la Real Academia de Medicina de Cataluña

Albert Biete, académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), ingresó como académico correspondiente de la Real Academia de Medicina de Cataluña el pasado 17 de abril en una ceremonia que se celebró en Barcelona. El recipiendario leyó el discurso de ingreso “La radioterapia intraoperatoria: una contribución a la mejora de los resultados de la cirugía del cáncer”. Le respondió la académica de número de la Real Academia de Medicina y a su vez académica de número y presidenta de la Sección de Ciencias de la Salud de la RAED Maria Àngels Calvo.

En su discurso, Biete introdujo las bases de la denominada radioterapia intraoperatoria, aquella dosis de radiación ionizante (electromagnética o electrones acelerados) que se administra en el transcurso del acto quirúrgico aprovechando el acceso que permite el campo operatorio, y repasó la historia de su aplicación en España, un camino de más de un siglo marcado por las dificultades y riesgos. “Sin todo ese difícil camino no habríamos alcanzado que la radioterapia intraoperatoria sea ahora común y decisiva en el tratamiento, por ejemplo, del cáncer de mama”, señaló el nuevo académico.

Cifras en mano, Biete señaló el estado de la aplicación de este tratamiento en Cataluña, la tecnología que lo acompaña y las últimas prácticas para el tratamiento de tumores localizados en la cavidad abdominal gracias a la puesta en práctica de nuevas técnicas en diversos países.

Calvo, por su parte, destacó la reconocida trayectoria académica y profesional de Biete e hizo incapié en su capacidad para afrontar retos y técnicas tan complejas y controvertidas como la de la radioterapia intraoperatoria. Para la académica, los avances sólo llegan de la mano de quien asume riesgos como es el caso del recipiendario.

 

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish