La Fundación García Cugat contra la artrosisRamon Cugat, académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), presentó ante los académicos, colaboradores y amigos de la RAED la trayectoria y retos de la Fundación García Cugat, que él mismo fundó y preside. El acto estuvo acompañado de un concierto extraordinario organizado por la RAED con la colaboración del Real Círculo Artístico de Barcelona y Jorquera Pianos, que se celebró el 26 de septiembre en la sede propio Círculo Artístico. El recital corrió a cargo del reconocido pianista Facundo González Laborde, que interpretó obras de Claude Debussy, Astor Piazzolla, Alberto Williams y Johannes Brahms.

Facundo González pianista

Facundo González, pianista

La Fundación García Cugat tiene como objetivo el fomentar la investigación en el área de la salud y el bienestar de la ciudadanía desarrollando nuevas terapias biológicas y los aspectos diagnósticos, preventivos, curativos y rehabilitadores de las enfermedades asociadas al envejecimiento, la salud pública y nuevas armas terapéuticas. Su actividad científica a lo largo de diez años la han convertido en un referente internacional en la aplicación de terapias biológicas tanto en veterinaria cómo en medicina y en investigación científica.

La fundación agrupa un conjunto de empresas, profesionales individuales e institutos de investigación y universidades públicas y privadas, aportando un valor añadido a la actividad científica desarrollada. Su finalidad es impulsar la productividad y la generación de empleo en diferentes sectores tanto privados como públicos. Actualmente, uno de sus grandes retos está centrado en la artrosis de rodilla, una enfermedad intraarticular que ocasiona dolor e incapacidad funcional y que afecta a buena parte de la población, esta es una de las principales razones por las que se acude al consultorio médico.

Con la edad esta enfermedad se agrava y afecta a un mayor número de personas, de manera que si entre los adultos se puede hablar de cifras del 52% de afectados, en segmentos de población de más edad se puede estar hablando de un 85%. En 2010, el 15% de la población de Estados Unidos sufría artrosis y se calcula que a nivel mundial la cifra total de afectados está alrededor de los 250 millones de personas. Esto supone un gasto de 128.000 millones de dólares en cuidados sanitarios sólo en Estados Unidos.

Los tratamientos convencionales médicos son sólo un parche al problema y además tienen repercusiones negativas en la salud de los pacientes ya que afectan a otros aparatos y sistemas. Por otro lado, también tienen efectos negativos en la economía por el gasto farmacéutico que implican. La medicina regenerativa en la que trabaja la Fundación García Cugat plantea un cambio radical.

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish