Javier Llovera Sáez, catedrático de la Universidad Politécnica de Catalunya y miembro de la Real Academia de Doctores (RAD); Francisco Cobo, profesor de la Universidad Camilo José Cela, y Miguel Llovera Ciriza, profesor de la Universidad Politécnica de Catalunya, consideran que la ley es demasiado laxa en la subcontratación en un sector como el de la construcción, donde la formación y motivación de los trabajadores está muy relacionada con aspectos esenciales como la calidad y la seguridad laboral. En la ponencia “Problemática de la subcontratación en el sector de la edificación”, que publica Tribuna Plural, la revista de la RAD, en su número 6, los tres expertos alertan sobre los riesgos que suponen una legislación que permite hasta más de tres escalones de subcontratación y el escaso seguimiento que realizan las Empresas de Trabajo Temporal sobre la idoneidad de sus trabajadores.

“La ley del Sector de la Construcción establece un límite: el tercer subcontratista no podrá subcontratar los trabajadores que haya contratado con otro subcontratistas o trabajador autónomo, aunque aún así, excepcionalmente podrá existir la subcontratación más allá del tercer nivel”, recuerdan los estudiosos. Sobre las Empresas de Trabajo Temporal, afirman que “la realidad del trabajo de personas procedentes de estas empresas conlleva contradicciones y disfunciones en el trabajo de equipo difícilmente superables”.