“Lo que debía ser el motor de la integración europea se ha convertido en su freno y en el motor de nacionalismos y populismos”

Félix de la Fuente, autor del “Glosario Jurídico de la Unión Europea” y el “Dictionnaire juridique de l’Union Européenne” -dos obras de referencia del Derecho comunitario-, expone en un artículo que publica el número 15 de Tribuna Plural, la revista científica de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), la mala interpretación que se ha hecho del principio de subsidiariedad europeo con intereses políticos y el filón que han encontrado los nacionalismos y populismo en un concepto que considera viciado.

Felix de la Fuente: El principio de subsidiariedad europeo

Félix de la Fuente

“Lo que debía ser el motor de la integración europea quedó convertido en freno de la misma y en el motor de los nacionalismos y populismos que vendrían después”, reflexiona De la Fuente, colaborador habitual de la RAED. El jurista trata de responder a las preguntas que se formulan estos días: ¿Cómo hemos podido llegar a esta situación en Cataluña?, ¿a qué se debe el auge de los nacionalismos y de los populismos en toda la Unión Europea? Desde una profunda defensa de la necesidad de la integración europea, el autor considera que una de las causas es la aplicación unilateral de ese principio de subsidiariedad.

“El principio de subsidiariedad se ha aplicado para retirar competencias a la Unión Europea sin tener en cuenta que la globalización ha mostrado la incompetencia cada vez mayor de los Estados miembros para resolver los problemas que afectan a los ciudadanos (emigración, medio ambiente, seguridad, crisis financieras…). Los Estados se han negado a transmitir estas competencias a la instancia superior, como estarían obligados”, añade De la Fuente, que denuncia la aplicación de este principio en un sola dirección. Es decir, un control de las instituciones europeas para que no se extralimiten en sus competencias, aunque no a la inversa.

“Mientras el mundo avanza hacia una integración cada vez mayor, la Unión Europea sigue el proceso contrario. Es decir, camina hacia una desintegración debido a la aplicación indebida o parcial de este principio de subsidiariedad”, concluye.

 

fotografía manos solidarias: autor: Administración Nacional de la Seguridad Social, bajo licencia CC BY SA 2.0, Vía www.flickr.com

 

Esta entrada también está disponible en: caCatalà enEnglish