“El talento no radica sólo en las condiciones de la laringe, sino en la sensibilidad, la inteligencia y la capacidad de aprendizaje”

Pedro Clarós, académico de número y vicepresidente de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), pronunciará el próximo 16 de octubre, a las 19.00 h, en el Palau de la Música Catalana de Barcelona la conferencia “Los secretos de la voz en la ópera”. Reconocido otorrinolaringólogo y médico consultor del Gran Teatro del Liceo, Clarós explicará cómo se forma y ejercita la voz del cantante, así como las patologías y circunstancias comunes que la afectan.

“La laringe humana es, a la vez, un instrumento musical de viento y de cuerda, con excelentes resonadores. Es el único instrumento musical que combina cuerda y viento a la vez y puede emitir palabras y melodías”, explica el académico, que caracteriza la voz humana por su tesitura, su sonoridad y su prosodia. “La calidad de la voz depende de tres condiciones indispensables de las cuerdas vocales -prosigue-. La vibración, el cierre y la lubricación”.

Para Clarós, del mismo modo que las huellas dactilares sirven para identificar a una persona, la voz le imprime su personalidad y revela su estado emocional. Aunque también puede revelar su edad y algunos aspectos fisiológicos, al estar muy influida por las alteraciones hormonales. “Hay tres hormonas que influyen en la voz: los andrógenos, los estrógenos y la progesterona -asegura el académico-. En un tercio de las mujeres, la voz cambia durante el ciclo menstrual. Otro síntoma del síndrome premenstrual de la cantante es el cansancio y la pérdida del pianissimo, alteración de algunos armónicos en el registro más alto con pérdida de la calidad de la voz, siendo esta mas velada”.

Pedro Claros Blanch

Dr. Pedro Claros Blanch

“Durante el embarazo la voz es menos brillante  e incluso hay pérdida de agudos, puesto que aumentan los estrógenos y los progestágenos -prosigue-. Durante la menopausia hay nuevas situaciones que pueden afectar la conducción del nervio recurrente de los cantantes, modificando el vibrato, que se trasforma en trémolo, o sea pasa de siete a cuatro vibraciones por segundo”. Por otro lado están las patologías que afectan a la voz. Clarós las resume en dos: las que sufren el resto de las personas y las propias de su actividad vocal profesional, tales como  el medio ambiente y los cambios de técnica. “Lo que más perjudica a su voz es el aire acondicionado, tanto de los  teatros como de los medios de transporte, especialmente el del avión, que es muy seco”.

Fruto de la edad se produce la presbifonía, que es el fenómeno natural del envejecimiento que afecta a las cuerdas vocales. “Con el paso de  los años la mujer masculiniza su voz y el hombre la feminiza”, explica el otorrino, que acaba desmontando una leyenda: “Es falso que la gran María Callas perdiera su voz por haberse adelgazado. Maria Callas perdió su extraordinaria capacidad y finalmente su voz, por razones mucho más complejas”. “El talento de una persona para cantar no radica exclusivamente en las condiciones de su laringe, sino en la sensibilidad, inteligencia y la capacidad de aprendizaje”, concluye.

This post is also available in: caCatalà enEnglish