Antonio Durán-Sindreu Buxadé, reconocido fiscalista y director del Máster en Fiscalidad de la Barcelona School of Management de la Universidad Pompeu Fabra, propone una reforma integral del sistema fiscal español bajo el criterio de la cofinanciación de los servicios públicos en función del nivel de renta que permita una reducción de tipos en el IRPF. Durán-Sindreu apunta las bases de este nuevo modelo en su discurso de ingreso en la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED) como académico de número, “Reflexiones y alternativas entorno a un modelo fiscal agotado”, que leyó ayer en Barcelona.

Para el nuevo académico, “nuestro sistema tributario no responde además a ningún proyecto social coherente. El Estado del Bienestar ha fracasado. Y lo ha hecho por su incapacidad en transmitir que colectivamente podemos conseguir servicios de mejor calidad que individualmente”. Ante esta percepción generalizada se impone una reforma desde la base. “Existe una vía que nos permitiría mantener la finalidad redistributiva del Estado social y, por tanto, un sistema tributario que frene el avance de la fiscalidad indirecta y solucione una parte importante de los déficits redistributivos. Esta vía intermedia consiste en reformar el sistema de financiación del gasto público”.

Para Durán-Sindreu, en los precios públicos radica una concepción más justa del Estado social: “El IRPF, en su concepción tradicional pero con tipos más bajos, financiaría la estructura básica del Estado. Por su parte, los precios públicos en función del nivel de renta financiarían su estructura social o asistencial en función de la renta consignada en el IRPF”.